Nina

El yoga es para mí un camino espiritual y de autoconocimiento. Creo que nos conecta la eternidad del momento presente, como camino hacia la autorealización.

 

Cuando encuentras algo tan maravilloso como la joya que es el yoga y la compartes con otras personas, ves que ellas también se benefician y eso hace que tu felicidad y ganas de vivir aumenten.

 

El yoga se presentó en mi camino por sorpresa, como suceden muchas de las mejores cosas en la vida. Quizás a ti también te ocurra, o te haya ocurrido ya, que lo has conocido por un amigo, un familiar o un folleto de papel, quién sabe… Lo importante es que haya llegado y que puedas comenzar a caminar este viaje infinito, abrazándolo con mucho cariño porque es un regalo único en esta vida.

 

Lo que quiero transmitir con el yoga o lo que me gustaría que quedara en las personas que hacen clase conmigo es, además de esa sensación de estar más fuerte y centrado en el presente que queda después de una práctica, lo que para mí es la esencia básica del yoga: la respiración, la conexión interior y la búsqueda espiritual que implica este camino.