David

Empecé en el mundo de las terapias manuales a modo de hobby hace unos cuantos años. Anteriormente estuve trabajando en distintas empresas, siempre como administrativo o puestos similares. Estaba un poco «harto» del estrés de mi último trabajo en oficina. Sentía que no era para mí, me sentía vacío, algo no encajaba… por casualidades del destino la empresa en la que trabajara quebró, lo cual me permitió por tiempo y dinero empezar a realizar distintos cursos relacionados con el quiromasaje.

 

Así fue como empecé a encontrarme a mí mismo. Descubrí que me encanta este mundillo pues resulta muy gratificante poder ayudar a sentirse bien a otras personas simplemente usando mis manos (y mi energía). Además el feedback que recibo es increíble. Durante las sesiones con mis clientes para mí se paraliza el tiempo, estoy totalmente en el aquí y el ahora, como si de una meditación se tratase, lo cual resulta muy sanador para mí también.

 

A día de hoy sigo formándome, pienso que siempre hay cosas que aprender y mejorar. Mis masajes son una pequeña combinación de todas las técnicas que he ido adquiriendo hasta el día de hoy. Como todo masajista tengo mi propio estilo y siempre intento adaptarlo lo mejor posible a cada persona, pues ya que cada cuerpo es distinto los masajes han de serlo también.

 

Es por ello que te invito a probar una sesión conmigo. Déjate llevar por mis manos y luego cuéntame como te sientes.