Nuestra historia y la de nuestro proyecto empezó hace 6 años con la creación de mi centro de yoga anterior, ViuVida. En él ofrecía varios tipos de clases de yoga, terapia personal y diferentes disciplinas dentro de las artes escénicas (baile, trapecio, teatro). Esa fue la semilla de Food & Yoga, el momento en el que el proyecto empezó a gestarse, aunque entonces no lo sabíamos.

 

Hace 3 años Pepe cruzó la puerta del centro buscando encontrar equilibrio a su parte más racional y estructurada y, además de yoga, me encontró a mí. Se incorporó al proyecto y a menudo comentábamos que las personas que asistían a las clases se quedaban charlando después, se iban conociendo entre ellas, se sentían a gusto en el espacio… esas personas querían más.

 

ViuVida cerró en enero de 2017 y, tras respetar ese ciclo natural de inicio y final de todo lo que está vivo, de reflexionar, de evaluar lo que había funcionado y lo que no, empezamos a gestar la idea de Food & Yoga. Un año y medio más tarde aquí estamos, en nuestra nueva casa, ilusionados y con muchas ganas de seguir ofreciendo lo que mejor sabemos hacer.

 

Estamos convencidos de que el yoga es una herramienta que ayuda muchísimo a conectarse con uno mismo, y cuando eso sucede, somos también capaces de conectarnos con todo lo que nos rodea y de observar la vida desde otro lugar, desde un lugar mucho más sereno y tranquilo y consciente.

 

Para nosotros, la expresión corporal en las artes escénicas (la danza , el teatro, trapecio, …) son disciplinas que te ponen en contacto con el cuerpo , te hacen sentirlo, te enraízan desde una vertiente creativa, sensual y artística. En una sociedad tan mental como la que vivimos, donde cada vez estamos más alejados de nosotros mismos y de la naturaleza, esta vuelta al cuerpo, esta conexión, nos parece esencial.

 

Y porque creemos firmemente que solo con uno conocimiento real y profundo de uno mismo podemos vivir más acordes a nuestras necesidades y nuestros deseos y, por tanto, ser más felices, incorporamos, también, diferentes terapias y herramientas de trabajo para el  crecimiento personal , para que esa transformación interna  sea  verdaderamente  transcendente y genuina.

 

Lo que queremos con nuestro proyecto y nuestro trabajo es ayudar a las personas a gestionar su día a día, a que se conozcan mejor, a que estén más presentes, se sientan en equilibrio. Y nos parecía que, para lograrlo, no podíamos dejar de lado la alimentación, que es un elemento esencial para el bienestar de las personas. Por eso hemos querido ofrecer un espacio donde poder reunirse, encontrarse, charlar y alimentarse saludablemente, nutrirse con platos sencillos y llenos de sabor. Apostamos por una dieta vegetariana, no solo porque hemos experimentado cambios muy positivos en nuestra propia salud al adoptar este estilo de alimentación sino también porque es amable y respetuoso con nuestros cuerpos y con la tierra.

Nuestro deseo al final es simple: ofrecer un espacio donde las personas que vengan se sientan acogidas, escuchadas y cuidadas; un espacio donde las personas se sientan a gusto; un lugar cálido, un pequeño oasis dentro del frenesí y magnitud de la ciudad; un espacio en el que inspirarnos, construir y avanzar hacia el cambio.

 

Os damos la bienvenida,

Marta y Pepe