Carlos

Encontré el yoga por su parte más física y en pocos años cambió mi visión del mundo, mi motivación en la vida. El yoga para mí es, además de una práctica divertidísima y repleta de beneficios, lo que rige mis principios, mi agenda, mi manera de alimentarme, mi forma de hablar…

 

Después de muchos años practicando yoga me aventuré a hacer la formación para ser instructor y, con el permiso de mis mentores, me pongo al otro lado de la sala para compartir mi visión del yoga. Actualmente estoy terminando un master en Ayurveda que también ha influenciado mucho en mis prácticas.

 

Lo que más me gusta de guiar clases es esa alegría de compartir con otros, de respirar colectivamente, de formar comunidad; el estado de serenidad y paz que sientes después de una práctica y, sobre todo, la posibilidad de explorar el cuerpo y la mente desde la esterilla como niños y divertirnos juntos.

 

“No podemos hacer grandes cosas, solo cosas pequeñas con gran amor”